viernes, 4 de septiembre de 2009

Tras la falta de quórum para aprobar el impuestazo tecnológico se redoblan esfuerzos para evitarlo

Compartimos un post de Andrea Catalano en su blog Generación A

Luego de que el Senado no lograra ayer el quórum necesario para tratar el impuestazo tecnológico a productos como celulares, monitores y otros artículos producidos fuera de Tierra del Fuego, las cámaras que nuclean a las empresas que se verán afectadas por esta medida, redoblaron los esfuerzos para evitar que se avance con la ley. En ese sentido, la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (CICOMRA) que nuclea a las operadoras de telefonía móvil -parte de las principales afectadas por la medida- se comprometió a comprar una determinada cantidad de teléfonos a las empresas de Tierra del Fuego a cambio de evitar la aprobación de la normativa.

CICOMRA insistió en que la medida "provocaría un aumento en los precios al público de los productos tecnológicos de hasta un 34% al gravarlos con impuestos internos por considerarlos "bienes suntuarios" y en algunos casos duplicar la alícuota del IVA aplicable. En ese marco, indicó que se vería afectado el 47% de los usuarios de telefonía móvil, que pertenecen al segmento de ingresos bajos, y que por medio de este servicio lograron tener una vía de comunicación permanente y, en algunos casos, la primera experiencia de uso de internet.
La Cámara reafirmó su propuesta "de generar un debate más amplio, evitando que se tomen medidas apresuradas y carentes de análisis profundo, que beneficien únicamente a las pocas empresas radicadas en Tierra del Fuego, en detrimento de las demás provincias del país y a costa de aumentar los precios para todos los consumidores argentinos".
Previo al pronunciamiento de esta cámara, la entidad que representa a los fabricantes de computadoras del continente, CAMOCA (Cámara Argentina de Máquinas Oficinas y Afines), dejaron en claro a los senadores que el proyecto no permitiría "generar una industria nacional con capacidad de sustituir importaciones, generar mano de obra y promover inversiones y generar una industria nacional con la fortaleza que en la actualidad tiene la de Brasil". Advirtieron, además, que a raíz de esta medida, ya se están sintiendo los efectos en el comercio, donde muchos productos han subido de precios. "La producción de Tierra del Fuego no sólo no va a poder abastecer al mercado local sino que el precio de los productos va a ser fijado por los propios empresarios, como ya ocurre con los televisores de LCD, acondicionadores de aire y otros artículos electrónicos en clara condición oligopólica y de abuso de posición dominante".
Por eso insistieron en la necesidad de trabajar en la redacción de una ley de hardware que impulse a todas la provincias a encarar proyectos para integrar equipamiento informático con sello nacional, y consolidar al sector desde la promoción.
La semana próxima se verá si los senadores entienden los argumentos de la industria o cumplen las órdenes que emanan desde arriba vulnerando su independencia de poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dejanos tu opinión. Hagamos de este espacio un lugar de debate enriquecedor